204 presos políticos viven en el “paraíso”, según el Gobierno de Ortega

CPDH no ha podido constatar situación de los reos

Durante una intervención en el Canal 4 propiedad de la familia Ortega-Murillo, el Viceministro de Gobernación Luis Roberto Cañas aseguró que el trato que reciben los presos políticos en las cárceles de Nicaragua es excepcional. El funcionario reconoció que hay al menos 204 presos a raíz de la crisis sociopolítica iniciada el 18 de abril pasado.

Negó las acusaciones de tortura, aislamiento y falta de atención médica que han hecho familiares de los detenidos y según él, los reos reciben tratos dignos que incluye cumplimiento del calendario de visitas, integración a actividades recreativas y deportivas y atención médica de rutina.

Cañas aseguró que la CIDH se presentó al Sistema Penitenciario a tratar de conocer la situación de los reos, pero ellos antes quisieron explicarles cómo funcionaba el lugar  y  estos “no quisieron conocer, por una cuestión de educación, escuchar a la jefatura de un Sistema Penitenciario de un país a ver cómo funciona”, expresó el empleado de los Ortega-Murillo.

Las declaraciones del funcionario se hicieron acompañar de una campaña de los medios propiedad de los cuestionados gobernantes de Nicaragua y los periodistas pagados por ellos, que publicaron fotografías de algunos de los presos políticos recibiendo visitas familiares y supuesta atención médica.

CPDH rechaza afirmaciones

Al respecto la Comisión Permanente de Derechos Humanos expresó hoy su rechazo a la veracidad de esas imágenes. Según el abogado Julio Montenegro, que tiene a su cargo la defensa de varios de los prisioneros, algunos casos como el de Medardo Mairena, han sido especialmente complicados, debido al alto nivel de aislamiento en el que se encuentran “Su familia tiene cerca de 50 días en que no han podido ver a Don Medardo Mairena, también debe referirse en este caso, que las dolencias o afectaciones que tiene Medardo Mairena, así como Don Pedro Joaquín Mena, no se pueden atender mediante un botiquín, ni mediante la clínica que aparentemente existe en el centro penal, puesto que las personas que les estaban auxiliando y aparecen en la fotografía, aparentemente son gente del mismo sistema penal, personas que están uniformadas y que de alguna manera lo que hacen es brindar primeros auxilios”, dice el defensor.

Algunos médicos han cuestionado la veracidad de estas imágenes, porque aseguran que los supuestos médicos, aparte de estar vestidos con el uniforme de los guardas de seguridad del penal, no cumplen con los métodos correctos, por ejemplo la toma de presión arterial se hace sentado, garantizando que el paciente se encuentra completamente relajado y aquí se hacen de pie.

Montenegro expresó que solo pudo hablar una única vez con el líder campesino por 15 minutos hace ya bastante tiempo “Lo cierto es que la referencia que me hizo Don Medardo Mairena, es deque estaba en un lugar completamente encerrado, de que las condiciones no son las mejores, y eso evidentemente se notaba en su rostro al momento que fue llevado a los juzgados de Managua”, dijo.

“Tenemos información de mujeres que son procesadas y que están en el centro La Esperanza, que se supone presta mejores condiciones, hay una fotografía donde aparentemente aparecen varias mujeres jugando en un campo abierto, sin embargo al momento de entrevistarme yo con Maria Adilia, que fue ya hace bastante rato, ella me manifestó que a las semana a duras penas salía una hora, es decir, cada siete días, una hora y en el caso de Cristhian que permanecía a oscuras, totalmente encerrado y que él estaba pidiendo que se le permitiera salir al menos por unas cuantas horas a tomar sol”.

Montenegro señala que como abogados defensores no han podido constatar que las condiciones en que se encuentran los detenidos hayan mejorado y prueba de ellos es que no se han remitido a los reos al Instituto de Medicina Legal, tal y como lo han solicitado desde hace meses como defensa para saber detalladamente su condición de salud.

 

Comentarios cerrados.