Así replegó Ortega y su ejército irregular a Monimbó

Los ciudadanos en las barricadas resistieron cinco horas de brutal ataque

Masaya y Monimbó, las ciudades en rebeldía por excelencia, fueron blanco del ataque más desproporcionado de los últimos meses. Las fuerzas letales paramilitares, esta vez vestidas de verde, invadieron la ciudad desde muy temprano. Más de 40 vehículos con unos 1,000 hombres, habrían participado en la “operación limpieza”. Este ejército irregular de Ortega se hizo acompañar de palas mecánicas para derribar las barricadas que por más de tres meses mantuvieron los ciudadanos en resistencia.

La ciudad estaba rodeada por todos los puntos cardinales por paramilitares que atacaban con armamento pesado. La población escuchaba ráfagas de ametralladoras y otro armamento de uso exclusivamente del Ejército, como se puede constatar en este audio enviado por una fuente confiable del lugar.

 

Las barricadas de Masaya cayeron luego de tres horas de resistencia. En Monimbó resistieron cinco horas a punta de morteros, piedras y pirotécnia artesanal elaborada por los mismos comunitarios. Después de 4 bajas que incluirían a 3 civiles y un policía, Monimbó decidió replegarse para salvar su vida.

Redada casa a casa

Con la retirada de los monomboseños y el derribamiento de las últimas barricadas con equipo pesado de la Alcaldía de Managua, inició una cacería casa a casa por parte de policías y paramilitares para llevarse a jóvenes y toda persona que haya participado o apoyado las protestas. El primero en la lista fue el reconocido profesor Álvaro Gómez, cuyo hijo fue muerto por la policía en los primeros días de la protesa, y razón por la cual el pueblo de Monimbó iniciaría su alzamiento popular.

Profesor Álvaro Gómez, apresado en redada paramilitar. Es lisiado de guerra, usa prótesis en sus piernas y no se sabe nada de él. Foto: Univisión

Otros denuncias de más detenidos empezaron a salir por la noche. Decenas de líderes comunales y opositores al régimen huyeron por trochas y veredas para salvar su vida. Se desconoce el nombre de los muertos y la cantidad de heridos por parte de los ciudadanos en resistencia, pero ANPDH confirma 3 civiles en baja y un policía de nombre Kevin Javier Rivera Lainez.

Condena Internacional

Paramilitares colocan bandera sandinista en Plaza de Monimbó y exhiben armamento militar de alto impacto, en señal de “victoria” que dejó a su paso muerte y persecución

El desmedido ataque paramilitar tuvo condenas enérgicas de varios países, incluyendo Estados Unidos que advirtió a Ortega que “habrá sanciones” por el derramamiento de sangre en Nicaragua. A la condena también se sumaron países como Costa Rica y Uruguay, este último emitió por unanimidad en el congreso una moción condenatoria a la violencia en Nicaragua, la cual fue votada también por el líder de la izquierda latinoamericana Pepe Mujica, quien señaló: “Los que ayer fueron revolucionarios, perdieron el sentido en la vida. Hay momentos que hay que decir: me voy.”, refiriéndose al caso de Nicaragua.

Vea aquí el reportaje de Tifani Roberts en la cadena Univisión sobre la toma paramilitar de Masaya y Monimbó