Brasil exige a Nicaragua castigo a asesinos de estudiante

(EFE) Raynéia Gabrielle Lima de 30 años, estudiante de Medicina de la UAM y de nacionalidad brasileña fue asesinada la noche de este 23 de julio. Regresaba a su casa y su auto fue detenido por paramilitares que tienen tomada la UNAN Managua. Los sujetos refaguearon el vehículo y le dispararon en el tórax sin que se tengan claras las razones.

El padre de la estudiante, el señor Ridevando Pereira, contó que supo de la muerte de su hija por medio de una llamada de la Embajada brasileña en Managua. Según él, la familia tiene poca información y aún no sabe bajo qué circunstancias Raynéia murió. “Estamos en contacto con la embajada para saber algo”, dijo.

Raynéia,  era estudiante de medicina en la Universidad Americana de Managua (UAM), donde cursaba su último año de la carrera. Ella estaba cerca de formarse y ya era residente, según su padre. La joven vivía sola en Nicaragua hace cinco años y sus clases en la universidad estaban suspendidas.

Reclamo de la Embajada brasileña

Ministro de Relaciones Exteriores Brasileño, Aloisyo Nunes. EFE/Archivo

El Gobierno brasileño condenó hoy la muerte de la estudiante y exhortó a las autoridades nicaragüenses a “identificar y castigar” a los responsables.
La Cancillería brasileña afirmó en un comunicado que recibió con “profunda indignación” la muerte de la brasileña Rayneia Gabrielle Lima, “alcanzada por disparos en circunstancias sobre las cuales está buscando esclarecimientos junto al Gobierno nicaragüense”.
“El Gobierno brasileño exhorta a las autoridades nicaragüenses a poner a disposición todos los esfuerzos necesarios para identificar y castigar a los responsables por el acto criminal”, señala la nota del Ministerio de Relaciones Exteriores.
La Universidad Americana (UAM), donde estudiaba sexto año de la carrera de medicina, informó que Lima fue víctima la víspera de disparos de “grupos paramilitares”.
Ante lo ocurrido, el Gobierno brasileño reiteró su condena al “aumento de la represión, el uso desproporcionado y letal de la fuerza y el empleo de grupos paramilitares en operaciones coordinadas por los equipos de seguridad”.
“Al repudiar la persecución de manifestantes, estudiantes y defensores de derechos humanos, el Gobierno brasileño vuelve a instar al Gobierno de Nicaragua a garantizar el ejercicio de los derechos individuales y de las libertades públicas”, subrayó la Cancillería, que coordina con el gobierno de Nicaragua para la entrega del cuerpo por parte de Medicina Legal y su salida hacia Brasil donde su familia la espera.

Comentarios cerrados.