Clamor estudiantil en León por la “autonomía universitaria”

Universitarios dijeron NO a regreso a clases anunciado por el gobierno

(EFE).- Las calles de la ciudad de León se convirtieron hoy en un clamor por el “respeto a la autonomía universitaria”, exigida por aproximadamente medio millar de estudiantes en una marcha en la que urgieron al Gobierno a despolitizar los centros públicos de estudios superiores.
Además, los jóvenes, en su mayoría alumnos de la Universidad Autónoma de Nicaragua en León (UNAN-León), advirtieron a las autoridades educativas que no volverán a las aulas hasta que el Ejecutivo garantice la seguridad y la libertad de la que los universitarios se vieron privados desde que comenzaron las revueltas populares el pasado 18 de abril.
“Queremos que empiecen las clases, pero con seguridad, con garantía de que podemos salir de nuestras casas hacia la universidad sin riesgo, sin represión y sin amenazas, que es lo que ahora está haciendo contra nosotros el Gobierno de Daniel (Ortega)”, dijo Alberto Gutiérrez, estudiante de la Facultad de Medicina de la UNAN-León.
El joven, quien gritó al unísono con sus compañeros la ya popular consigna “eran estudiantes, no eran delincuentes”, explicó que los universitarios no están “dispuestos a volver a las aulas hasta que la universidad se libere de colores políticos”.
“Y, mientras esto no suceda, seguiremos en las calles, cuando lo lógico sería que estuviéramos estudiando”, añadió.

Foto: EFE

El sistema educativo y el sanitario fueron los más castigados con “fuertes recortes, cancelación de becas a estudiantes que no apoyan al partido gubernamental y despidos arbitrarios” en centros de salud pública, según un comunicado leído por los organizadores de la manifestación.
Durante el recorrido de unos cinco kilómetros, se volvieron a escuchar las frases popularizadas en los últimos tres meses y repetidas en cada marcha de los autoconvocados de “que se rinda su madre”, “esta es la verdadera resistencia universitaria” y “de que se van, se van”, entre otras.
“Ortega se tiene que ir y si no se va lo echaremos, no cederemos ni pararemos hasta verlo fuera (del Gobierno). Es nuestra obligación echarlo y luchar por nuestro país como lo hicieron nuestros padres y nuestros abuelos contra la dictadura de Somoza (Anastasio). Si no lo hacemos, sentiríamos que estamos fallando como ciudadanos”, señaló la estudiante Katya Aguirre.
“No es posible mantener en el poder a un Gobierno que nos está reprimiendo, que nos está castigando constantemente en las calles por apoyar la lucha universitaria, que llegó al extremo de matar a quienes solo reivindicaban sus derechos”, señaló Aguirre en referencia a los compañeros caídos.
Durante la manifestación, los jóvenes también mostraron su apoyo a los médicos y enfermeras despedidos del Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales Argüello (HEODRA) “por atender a chavalos heridos de bala en al protestas”.
“Ellos fueron expulsados de su trabajo por no dejarnos morir, por cumplir con su trabajo, por atender a jóvenes nicaragüenses que se estaban desangrando, por defender el derecho a la vida que nos quieren quitar ellos (Gobierno) , y por ellos exigimos la restitución de sus puestos en el hospital”, agregó la estudiante.
Con cánticos reivindicativos, los manifestantes hicieron paradas en cada una de las facultades de la UNAN-León, frente a las cuales pidieron la dimisión de la rectora, Flor de María Valle, así como frente a las instalaciones del HEODRA, donde pidieron la renuncia de sus directivos.

Comentarios cerrados.