Despotrica Ortega contra manifestantes y la ONU, les llama perros rabiosos e infames

“Perros rabiosos” dijo a quienes le adversan y acusó a la ONU de estar parcializada y responder a intereses de los poderosos

 

A pesar que el Rosario Murillo habla de Dios constantemente en sus discursos y usa el amor, la paz y la reconciliación como emblemas de su gobierno, ha emitido diferentes epítetos ofensivos cada día en contra de quienes le adversan, esta vez ella y Daniel Ortega, acusaron a los opositores de ser “perros rabiosos”, mientras una multitud de simpatizantes sandinistas y trabajadores de gobierno le gritaban vivas cada vez que concluían una oración o repetían un nuevo calificativo en contra de los manifestantes antigubernamentales.

“Justicia y reparación ya! hizo corear por largo rato a sus aduladores la excéntrica primera dama.

Durante un acto en la Rotonda Hugo Chávez en el que conmemoraron el 51 aniversario de la gesta de Pancasán, Murillo hizo desfilar a un decena de personas con cajas, que según ella, contenían más de 524 mil firmas de nicaragüenses que piden “justicia y reparación” para lo que hacen llamar “las víctimas del terrorismo golpista”. Murillo dijo que esta es solo la primera de una cantidad de firmas que pretenden hacer llegar a organismos internacionales de derechos humanos, a pesar que en el mismo acto, su esposo, Daniel Ortega despotricó en contra de estas organizaciones.

Ortega acusó a los manifestantes antigubernamentales de haber tenido intenciones de destruir la seguridad social y desaparecerla “para que los trabajadores ya no tengan seguridad social, por eso se lanzaron con tanta furia, por eso se lanzaron como perros rabiosos, tratando como destruir a Nicaragua”, gritó Ortega, mientras la multitud de aduladores gritaba: ¡Justicia! ¡Ni un paso atrás!

¡Daniel, amigo el pueblo está contigo! coreaban también los alineados oficialistas, mientras Ortega aseguraba que castigará a los “terroristas”.

Duro contra la ONU

“Estas firmas se las vamos a hacer llegar a los ciegos de derechos humanos de Naciones Unidas, y las vamos a compartir lógicamente con los pueblos hermanos que se mantienen solidarios con el pueblo nicaragüense”, dijo Ortega.

“Organismos de derechos humanos tanto internacionales, como locales, la mayoría de ellos no actúan con justicia, para ellos, estás victimas no existen, para ellos estos torturados no existen, si el torturado era sandinista no existe, para la Comisión deDerechos Humanos de la ONU, imagínese, esa comisión manejada ya sabemos por quiénes, por los poderosos, por los que se han adueñado de continentes enteros, por los que han cometido genocidios sobre pueblos enteros, estos son los dueños de esta comisión de derechos humanos de la ONU”, expresó el caudillo sandinista.

“Por eso en el mundo ya nadie cree en los organismos internacionales, porque se convierten en instrumento de los poderosos, de los que imponen sus políticas de muerte, sobre los pueblos del planeta tierra, son los mismos que convirtieron en esclavos a pueblos de continentes enteros, que los transportaron desde África para que explotaran las plantaciones de los colonialistas blancos en los Estados Unidos de Norteamérica, son los mismos colonialistas (…) Son infames”, dijo iracundo el cuestionado mandatario, pero aún así, insistió en que compartirán las firmas con ellos.