El éxodo de Monimbó; “El exilio es solo temporal”, advierten

La ciudad de Monimbó quedó convertida en una especie de pueblo fantasma desde la intervención paramilitar

Son cientos de monimboseños los que se vieron obligados a refugiarse en Costa Rica, debido a la intensa jornada de persecución y secuestros ejecutada por la Policía Nacional y las fuerzas paramiliares de Ortega.

Monimbó es la ciudad que estuvo mayor tiempo en resistencia y la que se atrevió a desafiar por mucho al poder armado de Ortega que desde un principio se ensañó contra sus habitantes, muchos de los cuales solían ser disciplinados militantes sandinistas, pero que decidieron no apoyar más a su antiguo líder luego de ver la forma en que respondió ante las protestas estudiantiles, a las que más tarde se sumaron.

Hoy, quienes se encuentran en el exilio aseguran que la partida es temporal, que no es su objetivo establecerse en ese país, sino retomar fuerzas y definir nuevas estrategias para regresar y enfrentar a una de las dictaduras más crueles y sanguinarias que ha tenido Nicaragua.

Les compartimos un reportaje que refleja algunas de las experiencias más difíciles del éxodo de Monimbó.

 

Foto principal: France 24 – Pobladores se defienden con morteros de las balas de paramilitares y policías.

Comentarios cerrados.