En la Asamblea Nacional nadie se enteró de la renuncia de Rafael Solís

Mutismo total en la Asamblea Nacional controlada por Daniel Ortega

El mutismo se ha impuesto en la Asamblea Nacional controlada por el partido de gobierno cuando se les cuestiona a los legisladores sobre la renuncia realizada por el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís en donde realiza graves señalamientos contra la pareja presidencial Ortega Murillo.

La única que se refirió al tema fue la diputada orteguista Gladys Baéz quien de forma iracunda dijo que no habían recibido ninguna carta.

Mientras tanto el diputado aliado al Frente Sandinista, Wilfredo Navarro y el jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro, prefirieron salir por una puerta de emergencia en la Asamblea Nacional para evitar referirse al tema.

La carta señala a Ortega y Murillo de realizar juicios políticos inventando cargos contra los manifestantes que exigen elecciones adelantadas y justicia para los más de 300 nicaragüenses asesinados por el régimen. Además acusa a la pareja presidencial de querer formar una dictadura monárquica bajo su mando.

Solís indica que Ortega evade la salida pacífica a la crisis sociopolítica de la nación y advierte que podría desenlazar con una guerra que traería nefastas consecuencias al país.

Fotografía: Jimmy Blandón, diputado de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista. /NI