Entierran en Brasil a una estudiante asesinada en Nicaragua

Raynéia Lima fue sepultada hoy, mientras su asesino recibe “trato especial” de Fiscalía nicaragüense

(EFE).- La estudiante brasileña Rayneia Gabrielle Lima, asesinada en Managua en medio de la represión de las protestas contra el Gobierno en Nicaragua, fue enterrada hoy en la localidad de Paulista, región metropolitana de Recife (noreste).
Lima, de 31 años y quien estudiaba Medicina en la Universidad Americana (UAM) de Managua, falleció el pasado 23 de julio víctima de varios disparos y su cuerpo fue velado la madrugada de este viernes por sus familiares y amigos.
La madre de Lima, Maria José da Costa, aseguró que luchará hasta saber la verdad sobre la muerte de su hija.
“Quiero descubrir quién fue realmente que mató y que el país (Nicaragua) pague por eso”, señaló en declaraciones a medios Da Costa, quien llevó al entierro una copia del diploma de su hija, un homenaje póstumo de la universidad.
La madre de la joven aseguró que Lima “sufrió mucho” para conseguir el diploma, pues el “gran sueño de su vida era ser médica”.
“Ella no tuvo oportunidad de estudiar en el estado de Pernambuco. No existen oportunidades para que las personas sin recursos puedan estudiar medicina. Ella tuvo que irse de Pernambuco para poder realizar su sueño de ser médica”, afirmó.
Horas después de su muerte, el rector de la universidad donde la brasileña estudiaba sexto año de medicina, Ernesto Medina, denunció que la joven fue víctima de los disparos de “un grupo de paramilitares”.

Acusación insólita

Mientras tanto el 1 de agosto, feriado nacional, se llevó a cabo a puertas cerradas el juicio en contra de Pierson Gutiérrez Solís, de 42 años, trabajador de PETRONIC y ex militar, señalado de ser el autor de la muerte de Raynéia.

Los delitos por los que se le acusan son homicidio y portación ilegal de armas, en lugar de asesinato, lo cual elevaría su condena a la pena máxima de 30 años.

La fiscalía presenta una versión insólita de los acontecimientos. Asegura que Pierson regresaba la noche del 23 de julio de Ciudad Sandino de buscar un local para abrir una escuela de Taekwondo, cerca de las 10:40 de la noche, al pasar por el colegio Americano, decidió detenerse para conversar con los guardas de seguridad y casualmente eran conocidos, a los que decidió ofrecerles servicios de capacitacion técnica sobre defensa personal.

A eso de las 10:50 PM pasó el vehículo de Raynéia, según dice la fiscalía conduciendo en forma errática y sospechosa. Los guardas de seguridad expresaron sentir temor y Pierson decidió sacar un arma de la valijera de su carro (Un fúsil de asalto de uso exclusivamente militar) y disparó contra el auto.

Según la Fiscalía, Pierson dijo que el arma la compró en el Mercado Oriental. Se desconocen detalles de la audiencia porque está no fue oral y pública a como lo establece la ley, pero es un hecho que la acusación contradice completamente lo que la Policía informó en su primer comunicado, de que el autor del crimen era un guarda de seguridad privado.

 Se espera un pronto pronunciamiento del Gobierno de Brasil en relación a este caso que ha conmovido a dos países.