Gobierno admite terrible daño económico y los años que vienen serán peores

El Presupuesto para el 2019 tendrá 633 millones de dólares menos y en 2020 el crecimiento estará en cero, producto de la crisis sociopolítica.

 

Nicaragua va en picada. El Ministro de Hacienda Iván Acosta presentó este jueves ante la Asamblea Nacional el Presupuesto General de la República para el año 2019. En éste se refleja una reducción de 633 millones de dólares, como consecuencia de la crisis sociopolítica que vive el país desde el 18 de abril.

Esta tremenda reducción tendrá un impacto en las condiciones de vida de la población nicaragüense y aún así el gobierno se rehúsa a sentarse en la mesa de diálogo y generar una salida consensuada al conflicto. Por el contrario, el discurso del Ministro Acosta se centró en repetir la retórica orientada por Rosario Murillo, acusando a quienes protestan contra el gobierno de la crisis de ser responsables de la debacle económica.

 “Seiscientos treinta y tres millones menos en el Presupuesto General de la República del 2019 se perdió en términos agregados de la economía en 2018 según proyecciones todavía, 4%, sumado al crecimiento proyectado de casi 5% del 2018, la economía estará perdiendo en 2018, 9% de sus ingresos, del Producto Interno Bruto, es decir, casi el 10% de la economía desapareció, producto del vandalismo, el terrorismo, nuestro pueblo no se lo va a perdonar”, dijo Acosta.

El funcionario agregó que esas pérdidas “equivalen a tres veces el impacto que tuvo el huracán Mitch en 1998”.

Acosta dijo que se dejará de invertir en temas de desarrollo, en lugar de reducir el gasto corriente, es decir, todos aquellos gastos administrativos que incluyen bonos y beneficios para diputados, pensiones vitalicias para expolicías y expresidentes.

“633 millones menos para carreteras, hospitales, para educación de nuestros hijos, 633 millones menos para combatir la pobreza, para reducir los índices de pobreza, esos son los resultados del daño solo en 2019”, dijo.

El Presupuesto establece un gasto de 80 mil millones de córdobas, pero solo proyecta recibir ingresos por el orden de los 69,751 millones de córdobas, por lo que más de diez mil millones piensan cubrirlos a través de préstamos y donaciones.

Además agregó en su informe que para el año 2020, la economía no solo se reducirá, sino que dejará de crecer. Para entonces todo empeorará cada nicaragüense, y esto que esas proyecciones aún no contemplan posibles sanciones económicas que países y organismos financieros internacionales puedan aplicar a consecuencia de los crímenes de lesa humanidad y violación a los derechos humanos por los que se acusa a Ortega y su cúpula.