Gobierno de Ortega amenaza a gente para firmar carta contra “terroristas”

Van casa a casa con una hoja y les exigen firmar o “atenerse a las consecuencias” por apoyar “terrorismo”

Muchos nicaragüenses que por temor se han refugiado en sus casas en los últimos meses no encuentran paz ni encerrados.

Partidarios sandinistas van casa a casa con una hoja en la que se pide nombres y apellidos, número de cédula y firma y presionan a la población para llenarla. La hoja tiene un encabezado que dice: “¡Qué paguen por sus crímenes”, así como un pie de página que expresa: “Justicia y reparación para las víctimas del terrorismo golpista”.

La población está aterrada porque indican que estos emisarios del gobierno los amenazan para firmar, e incluso, en algunos casos se hacen acompañar con policías, eso le pasó a “Mercedes”, quien nos pidió proteger su identidad por temor a represalias: “Vinieron varios sandinistas conocidos del barrio, acompañados por tres policías y me pidieron firmar esa carta porque según ellos los terroristas tenían que pagar, yo no quería firmar, pero uno de los tipos amenazó con cerrar mi negocio que tengo en un parque aquí en mi municipio, entonces firmé”, dijo consternada la mujer.

Carta que gobierno obliga a firmar a trabajadores del Estado y población

Trabajadores del Estado también son amenazados

Los trabajadores estatales también son amenazados y obligados a firmar la carta. Uno de ellos, que tampoco quiso revelar su identidad por obvias razones dijo que los llamaron y los organizaron en fila para firmar uno a uno el documento “Deben lealtad al gobierno del Comandante Ortega, todos debemos firmar para castigar a los terroristas golpistas, el que no firme es porque apoya el golpe contra nuestro Presidente”, asegura que le decían sus jefes quienes estaban a cargo de asegurarse que todos firmaran.

“En mi centro de trabajo hubo dos personas que no quisieron firmar y ya saben que van despedidas, no se los dijeron en el momento, pero eso es lo que se rumora. Hay otra gente que le están dando plazos para que firmen”, asegura nuestra fuente.

Otro trabajador del estatal nos dijo: “Yo no firmé, por el momento no  me han amenazado, pero vamos a ver qué pasa, se dice que nos van a correr a varios que no firmamos, pero no me lo han hecho saber, yo estoy aquí por mi trabajo, no me pueden obligar a hacer algo que no quiero, algunos que no están de acuerdo si firmaron por miedo a quedar sin trabajo, pero yo me arriesgué”.

Denis Darce de la Comisión Permanente de Derechos Humanos dice que recibieron varias denuncias al respecto: “En todas las instituciones del Estado están circulando las cartas intimidando a los trabajadores para que la firmen y en caso de que no la firmen pues pasan a ser parte de la lista de los supuestos traidores”, nos dijo.

También aseguró que otras personas que se comunicaron con CPDH luego de firmar la carta expresaron que la firmaron creyendo que se trataba de una petición de castigo para los verdaderos terroristas, es decir, los paramilitares sandinistas que matan y secuestran a la población civil por protestar contra el Gobierno de Ortega, pues al parecer en muchos casos crean confusión en las personas para hacer que llenen la solicitud, que responde a una campaña del Gobierno para presentar “evidencias” ante organismos internacionales.

 

 

Comentarios cerrados.