Gobierno de Ortega es insostenible, según Sergio Ramírez

Para el escritor y exvicepresidente de Nicaragua al gobierno de Ortega no le queda mucho tiempo

En una entrevista ofrecida a la Cadena Aljazeera, el exvicepresidente de Nicaragua en los años ochenta y ahora escritor de renombre mundial, Sergio Ramírez hace un profundo análisis del futuro de Daniel Ortega.

Como primer punto señala la desaparición del Frente Sandinista como el partido revolucionario que fue concebido originalmente, pues para él dejó atrás todos los principios éticos y morales que una vez formaron parte de las proclamas y las bases de la organización y se convirtió en un aparato familiar de Ortega y su esposa, Rosario Murillo.

Pero más importante aún, Sergio Ramírez piensa que Ortega ya perdió esta batalla y lo que sigue ahora nada más es un proceso de desgaste y aislamiento internacional que “no puede durar mucho tiempo”.

“¿Puede Ortega reconstruir el consenso que de alguna manera tuvo, paciguo, basado en el miedo, el yoquepierdismo de la gente, puede recuperar a la iglesia, a los empresarios?, ¿puede recuperar  a la clase media que acompaña siempre las manifestaciones en las calles?, ¿ o a las familias sandinistas que perdieron a sus hijos asesinados por los paramilitares? Me parece que no puede hacer ya que se reconstruya este tejido”, dice Ramírez.

También asegura que no hay forma de comparar la prolongada agonía de Venezuela con el caso de Nicaragua, porque hay diferencias abismales sobre todo en lo que se refiere al poder económico que Maduro, aunque desgastado, tiene y Ortega no.

“Maduro tiene mucho dinero, produce un millón de petróleo diario, eso son 70 millones de dólares diario, ortega compra hoy el petróleo en el mercado internacional porque Maduro no se lo da más. Esta es una economía dos veces más pequeña que la de costa Rica, un poquito más grande que la de Haití. Las exportaciones de Nicaragua son de 2 mil y pico de millones de dólares, las reservas brutas del Banco Central son de  4 mil millones de dólares. Esta es una economía muy frágil, muy pequeña que ha tenido un deterioro tremendo que Ortega no está atendiendo”, señaló el escritor.

Socialismo muerto

Para Ramírez el proyecto del socialismo del siglo XXI erigido por Chávez y enarbolado por Ortega también es cosa del pasado.

“A mi me parece que todo este socialismo del siglo XXI fue un mito basado en el petróleo de Chávez que podía darle todo el petróleo que quisiera de  Venezuela  a Cuba, a El Salvador, como una especie de pago. Nunca hubo homogeneidad en lo que se llamó la izquierda de América Latina, ¿qué relación pudo haber entre la señora Bachelet por ejemplo, y la señora Kirchner, entre Chávez y Lula, ya no se diga entre Mujica y Daniel Ortega”, expresó.

Sergio Ramírez parece creer que todo es cuestión de tiempo para que el Gobierno de Ortega termine de fragmentarse. Su argumento de ser víctima de una conspiración terrorista orquestada por Estados Unidos, el escritor la califica como “una locura” y recuerda a Ortega las excelentes relaciones que tejió por once años, con todos aquellos a quienes ahora acusa de atentar en su contra.

“Ortega hasta el 18 de abril, tenía excelentes relaciones con Estados Unidos, Estados Unidos no perturbaba a Ortega, tenía excelente relaciones con lo que él llama la burguesía vende patria, entonces todas estas estrellas que antes estaban alineadas contra él en los ochenta estaban a su favor. (…) El FMI comprensivo, porque todo el dinero que Ortega recibió de Venezuela nunca fue a dar al tesoro nacional, lo cual está absolutamente en contra del reglas del FMI, sino que a una empresa privada  que se llamaba CARUNA, convertida a un emporio financiero y el FMI nunca dijo nada. Tenía un acuerdo profundo con los empresarios, que consistía en decir déjenme a mi la política y ustedes hagan sus negocios”, recordó.

Para Ramírez la presión de 21 países que condenaron en un primera resolución la violencia estatal del gobierno de Ortega, así como el derrumbe económico del país solo da oxígeno al dictador por muy poco tiempo. “No creo que el país siga aguantando esta tensión, este desgaste, la desocupación creciendo, las actividades económicas llevadas a bajo gas, las amenazas de mayores sanciones contra Ortega departe de Estados Unidos, la presión de la comunidad internacional, esto no puede ser que dure tanto tiempo”, advirtió y concluyó el antiguo cuadro fuerte del Frente Sandinista.

Comentarios cerrados.