Gobierno tilda a la oposición de minoría perversa y egoísta

El Gobierno de Daniel Ortega acusó a la oposición de ser una minoría perversa y egoísta que les ha impedido continuar desarrollando su programa «cristiano y solidario» en beneficio de los más vulnerables e insinuó que solo ellos tienen la sensibilidad de entender las necesidades del pueblo nicaragüense.

«Ese proyecto cristiano y solidario de justicia y bien común fue atacado con perversidad por una minoría egoísta e insensible que nunca ha conocido el hambre o el sufrimiento, mucho menos, la falta de escuelas, hospitales, techo, ropa, vivienda, trabajo… Una minoría acaparadora y codiciosa que cometió la locura y la vileza de atentar contra los más pobres sin pudor, vergüenza o la más mínima compasión humana», refiere la última nota de prensa emitida por la delegación estatal.

Asimismo, Ortega y Murillo le solicitan a la Alianza Cívica tener «respeto y espíritu civilizado», despojarse de «sentimientos innobles y enceguecedores» que les impiden entender a los que sufren de «hambre y ser de justicia».

«Más allá del odio y de las pretenciosas y burdas agendas políticas, está la realidad de un pueblo valiente y trabajador, que de sol a sol afina su esperanza y su fe, seguros de que Dios hará el milagro de abrir los corazones a la comprensión de las necesidades y las aflicciones del prójimo. A ese prójimo nos debemos todos y más los que, sin duda alguna, tienen enorme responsabilidad en el vulgar y descabellado intento de destrucción y sometimiento de Nicaragua a sus intereses».

Ortega y Murillo reiteran que sanciones solo afectan a los más pobres

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) pretende, una vez más, hacerles creer a los nicaragüenses y a la comunidad internacional que su único propósito es que los más pobres no sean afectados con las sanciones económicas que impondría Estados Unidos; por ello, reiteraron el llamado a la Alianza Cívica a pedir por el levantamiento de las sanciones por ser «medidas unilaterales, ilegales y arbitrarias».

«Son precisamente quienes estaban en mayor pobreza los más afectados por esas medidas injustas, que son también los que han sido a lo largo de 11 años beneficiados por todos los programas cristianos y solidarios del GRUN, en el avance (hasta el intento golpista de abril del 2018), reconocido por todos los organismos internacionales, de un modelo económico que privilegió la justicia social», indica el documento oficialista.