“Hasta que salga el último y ellos se vayan, protestaremos”, dice Michael Peña

El excarcelado Michael Peña ofreció declaraciones a Nicaragua Investiga luego de ser llevado a su casa como parte de la Ley de Amnistía aprobada el sábado por los diputados orteguistas. Por 13 meses y quince días estuvo recluido por el actual Gobierno que lo acusó del asesinato de Roberto Carlos Paladino, quien era hijo de crianza de Francisco “Chico” López, ex vicepresidente de ALBANISA y señalado de ser uno de los testaferros de Daniel Ortega.

Los hechos ocurrieron el 23 de abril de 2018 frente al Pali P del H. El expediente de fiscalía no ofrecía mayores detalles del suceso, pero múltiples testimonios indicaban que Paladino defendía de los saqueadores el supermercado Palí cuando fue asesinado y señalaban de lo ocurrido a miembros de la Juventud Sandinista de la zona. Sin embargo, a Michael Peña y otros cuatro jóvenes se les condenó a 25 años de prisión por ese crimen.

“Nosotros somos inocentes y eso de amnistía no va con nosotros”, dijo Peña al mismo tiempo que dio gracias a Dios por haber salido de la cárcel, ya que asegura que eran sometidos constantemente a maltrato.

“Si estábamos enfermos y necesitábamos pasar consulta no nos llevaban, lo primero que nos decían es ; ojalá se mueran”, relata.

Asegura que cuando lo apresaron y lo llevaron a El Chipote lo torturaron y que en “La Modelo”, a pesar que no lo llevaron a la galería de máxima seguridad, sino que estaba entre los presos comunes recibían tratos crueles  e inhumanos. Eran los demás presos quienes les brindaban su solidaridad.

Cuando le consultamos si seguirá protestando, respondió:

“Hasta que quede el último, y hasta que ellos se vayan”, dijo en alusión a Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Deja un comentario