Holanda corta ayuda a Nicaragua por violación a DD.HH.

Por dos meses suspenden cooperación debido a la crisis

(EFE).- Países Bajos se convirtió hoy en la primera nación que suspende una cooperación a Nicaragua en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa este país, mientras la Iglesia católica, descalificado como mediador de un diálogo por el Ejecutivo, recibió apoyo interno y externo.
“Debido a las graves violaciones de derechos humanos cometidos por oficiales del Gobierno y grupos parapoliciales, el Gobierno del Reino de los Países Bajos ha suspendido la cooperación con el Gobierno de Nicaragua con respecto a la construcción del hospital en Bilwi”, indicó ese país en una declaración.
Esta decisión también se tomó debido a las quejas sobre la obstrucción y la grave demora en el acceso a la atención médica para los manifestantes en Nicaragua, explicó la nación europea en el documento publicado en su página web.
“La contribución holandesa de 18,4 millones de euros (unos 21,5 millones de dólares) se suspende durante dos meses”, precisó.
En mayo de 2017, Holanda donó a Nicaragua 18,4 millones de euros para la construcción y el equipamiento de un nuevo hospital en el municipio de Bilwi o Puerto Cabezas, en el Caribe norte.
Los recursos permitirán cofinanciar y equipar el reemplazo del “Hospital Regional Nuevo Amanecer”, localizado en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN).
En su declaración, Países Bajos expresó su preocupación “debido a la violencia, represión, detenciones arbitrarias y la falta de libertades fundamentales en Nicaragua que ha venido sucediendo desde el 18 de abril”.
Asimismo, afirmó que al comunicar esa decisión a las autoridades nicaragüenses, les hicieron un llamado a la plena implementación de las 15 recomendaciones formuladas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), incluida la investigación de las denuncias de obstrucción a la asistencia médica, el cese inmediato de la violencia y el desmantelamiento de los grupos paramilitares.