Indignación en escuela de Ocotal por despido de maestra

Niños lloran desconsoladamente, mientras padres y madres exigen reintegro de profesora

Esta mañana la Profesora Mercedes del Carmen Alemán Cáceres de la Escuela San Martín en Ocotal, fue notificada de su despido, según la misiva “por conductas que contrarían gravemente la ética profesional”, sin especificar qué conductas son esas.

Un grupo de madres y padres se presentaron a la Escuela a respaldar a la profesora de segundo grado y exigir a las autoridades su reintegro.

“La he catalogado en mi corazón como la mejor maestra, muy eficiente, muy respetuosa, muy responsable, sí cumple con todos los requisitos que el Ministerio de Educación le pide como maestra”, dijo Zenobia Espinoza madre de familia, a TV Norte de Ocotal.

“Le pedimos a las autoridades que se fijen que aquí lo que se ha hecho es dañar la estabilidad emocional de los niños (..) estos niños toda la mañana han pasado llorando, sufriendo, yo como madre de familia, me da coraje, impaciencia”, agregó la madre.

“Hoy estaban en examen, creo que no lograron hacer el examen, Estamos aquí y vamos hasta otras instancias para ver qué podemos hacer, es una injusticia más, se están llevando lo mejor de la escuela, una profesora, que yo particularmente mi hijo ha avanzado demasiado con ella”, dijo Esperanza González, madre de otro de los niños afectados con la arbitraria medida.

Profesora pide explicaciones

Los niños abrazaban a su profesora y lloraban. “A como están las cosas, la verdad es que yo me lo esperaba. Me lo esperaba, pero no en este momento que los niños están en exámenes, no se ponen a pensar que los niños todavía no tienen sus notas (…) no sé como es que estamos en un gobierno cristiano, socialista, solidario y no se ponen a pensar en los niños”, dijo la profesora despedida.

“Pido que las autoridades me den la cara. Si es por política, pues yo doy la cara. Me mandaron a la muchacha que trabaja en el Ministerio de Educación y no me dieron la cara, me acusaron de falta de ética y para mi si es una falta de ética, mandarme una carta de despido con alguien que no es competente para eso”, dijo la maestra que tiene 18 años de laborar para el sector público.

La profesora asegura que no ha participado en marchas, pero sí dijo sospechar que su despido está vinculado a “pensar diferente”.

 

 

 

Comentarios cerrados.