Inician juicio por terrorismo contra joven que no puede caminar desde hace tres años

El Ministerio Público de Nicaragua acusa al joven Jony José Leiva Tinoco, de haber participado en los tranques de Jinotega, la quema de una ambulancia, lanzar morteros y disparar armas hechizas. Todo eso sería creíble de no ser porque el joven señalado, padece un serio problema cervical que lo tiene en condición de paraplejia, por lo que no puede caminar y tiene sus manos paralizadas.

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), informa que Jony José Leiva Tinoco quedó con parte de su cuerpo inmóvil luego de sufrir un accidente de tránsito hace tres años, por lo que no hay forma  que haya podido cometer los delitos que se le imputan.

Te interesa: Otorgan medidas cautelares contra presa Ruth Matute porque su vida corre peligro 

El Doctor Julio Montenegro explicó que además Jony fue condenado una primera vez por la Juez Adela Cardoza a 25 años de prisión, porque las autoridades se confundieron con su padre, quien también está siendo procesado por los mismos delitos. A pesar de ello, se lleva ahora un nuevo juicio en contra del joven que no puede realizar por sí mismo sus actividades cotidianas. La jueza tampoco quiso cambiar la medida preventiva.

Te interesa: Alex Vanegas pierde gradualmente la visión en la cárcel 

“Pasé de 15 a 20 minutos insistiendo de que la autoridad judicial por asuntos de humanismo pudiera permitir una medida alterna, incluso después que le enseñé el epicrisis, le he señalado que incluso fue juzgado de manera errónea, otra persona su papá, se persiste en mantenerlo en la prisión preventiva (…) Pudiera ser por ejemplo uan restricción migratoria, el departamento por cárcel (…) y que tenga como custodia a su mamá o abuela, sin embargo ninguno de estos argumentos havalido y se mantiene con prisión preventiva”, dijo el doctor Montenegro quien lleva la defensa del caso.

El joven acusado tiene tres años de haber sufrido un accidente que lo dejó inmóvil | Foto: cortesía

El padre del joven de nombre Johny Leiva Picado está preso pagando los 25 años del juicio que se realizó bajo el nombre equivocado y también está detenido a su hermano Greybin José Leiva Tinoco, todos originarios de Jinotega.