Irlanda Jérez es presionada para confesar su apoyo a “terrorismo”

Quieren que confiese “su papel en las marchas”, que ahora “la justicia” considera actos terroristas

La líder de los comerciantes que se unieron a las protestas contra el Gobierno, Irlanda Jérez, recluida desde hace tres semanas en la Cárcel de Mujeres La Esperanza en Tipitapa es presionada para confesar que apoyó los tranques que se convirtieron en símbolo de la lucha contra Daniel Ortega  y su esposa Rosario Murillo.

Con esto al parecer pretenden vincularla al nuevo delito de terrorismo, por el que están acusando a todos los líderes de las protestas antigubernamentales.

Según información colgada en la página web oficial de la Corte Suprema de Justicia, a Irlanda se le estaría procesando por un antiguo juicio en su contra, por los supuestos delitos de usurpación del dominio privado y estelionato, juicio que según su hija Starina Talavera Jérez, fue cerrado hace dos años y se le declaró inocente, ahora lo retoman para perjudicarla. “Le han hecho interrogatorios sobre su actividad en las marchas, aunque no tiene daños físicos, sí está afectada psicológicamente”, dijo la joven que hasta el día de hoy logró ver a su madre y hablar con ella desde su detención el pasado 18 de julio.

Starlinda dice que a su madre le han informado que podría pasar 5 años detenida por los delitos que le imputan. Eso podría explicar porqué tratan de hacer que “confiese” su apoyo a las marchas y tranques, pues al vincularla a actos que el gobierno considera “terroristas” estaría la posbilidad de condenarla hasta 20 años. “Estamos haciendo lo posible por sacarla lo antes posible, ella está firme en la lucha”, dice la hija de la que muchos consideran una presa política.

“Seremos libres”

Irlanda mandó a través de su hija y desde prisión un mensaje a los nicaragüenses “seremos libres”.
“Podrán tener prisionero mi cuerpo, pero jamás mis pensamientos y mi espíritu, ahora más que nunca, seremos libres”.

Irlanda es líder de los comerciantes del Mercado Oriental y tomó notoriedad luego de llamar a desobediencia civil para ejercer presión en contra de Ortega, pidiendo a los comerciantes del centro de compras más grandes del país no pagar impuestos para reducir la capacidad de acción del Gobierno.

Comentarios cerrados.