La cleptocracia en la Nicaragua de Ortega

Conozca la cleptocracia en la Nicaragua de Daniel Ortega

En declaraciones a Nicaragua Invesiga, el expresidente de Costa Rica, Óscar Áreas, aseguró que él no ve en el país una democracia, pero tampoco una dictadura, más bien cree que lo que se ha instalado es una cleptocracia de la mano de Daniel Ortega.

“Nicaragua no es una democracia, ni una dictadura ni nada de eso, es una cleptocracia, es un régimen donde él se está lucrando descaradamente siendo dueño de Albanisa, los hijos son quienes le manejan eso, yo lo que no entiendo es como los empresarios, los intelectuales permiten eso. Por lo menos lo hacen con más disimulo los venezolanos pero Daniel no oculta nada, él es el distribuidor de los combustibles y de buena parte de la energía eléctrica” comentó el ex mandatario tico a este espacio informativo.

Pero, ¿qué es una cleptocracia y cómo funciona en la Nicaragua de Ortega?

Según Culturizando, la palabra cleptocracia, “viene del griego clepto que significa ‘robo’ y cracia que traduce ‘fuerza’, por lo que una traducción sería “dominio de los ladrones”. La cleptocracia se refiere al establecimiento y desarrollo pleno del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus productos como el nepotismo y el clientelismo político”.

El culto a la personalidad, uno de los principales males de Ortega y Murillo | Foto: Redes

En Nicaragua, desde que Ortega y su familia regresaron al poder el 10 de enero de 2007, empezaron a socavar la institucionalidad y a controlar al ejército y la policía para beneficio propio.

Una de las formas más visibles en que se expresa la cleptocracia en la adminitración Ortega-Murillo es el turbio manejo de la cooperación venezolana. Según la revista Confidencial, US$3,500 millones habría recibido Ortega en 9 años (2007-2016), en concepto de cooperación proveniente del país sudamericano.

Hasta la fecha nadie conoce, excepto Ortega y su familia, los giros y manejos de ese dinero.

Lo cierto es que, a día de hoy, los hijos del presidente nicaragüense son dueños de canales de televisión, radios, eventos de moda y propiedades que nadie ha explicado de dónde salieron los recursos para adquirirse.

La familia Ortega también es dueña de hoteles, fincas entre otros bienes provenientes de recursos públicos.

En el camino los Ortega también han beneficiado a quienes han sido claves para su permanencia en el poder.

Roberto Rivas, expresidente del Consejo Supremo Electoral, Francisco López, tesorero de Albanisa y Fidel Moreno, secretario general de la Alcaldía de Managua son apenas unos cuantos ejemplos de la cleptocracia que se ha impuesto en Nicaragua al margen del escrutinio público.

Algunas consecuencias graves de la cleptocracia:

-Aumento o mantenimiento de la pobreza

-Falta de fondos en sectores claves como salud y educación

-Prácticas de nepotismo en todas las esferas estatales

-Clientelismo político

-Populismo como única respuesta a las necesidades de la población

Comentarios cerrados.