Las cuatro presas políticas a las que el Gobierno teme liberar

De las 39 presas politicas de las que se tenía registro, solo cuatro permanecen recluídas en la Cárcel de Mujeres “La Esperanza”, se trata de la universitaria Amaya Coopens, La comerciante Irlanda Jérez, la soprano Olesia Muñoz y la periodista Lucía Pineda Ubau.

Daniel Esquivel, uno de los voceros del Comité Nacional de los Presos y Presas Politicos y esposo de Irlanda Jérez, considera que el Gobierno conoce su influencia mediática y posiblemente será hasta el límite de la fecha acordada en que se vea forzado a liberarlas.

Aún así manifestó su preocupación sobre los obstáculos que pueda poner Ortega a la liberación de Irlanda, por ser ella una de las presas más firmes y directas en contra del actual Gobierno y porque su apresamiento fue vinculado a un caso anterior engavetado antes de las protestas de abril. “ Pueden aducir que como esa sentencia no tiene nada que ver con las protestas la quieran dejar, sin embargo sabemos el peso que Irlanda tiene como líder de los presos, como líder comercial, como líder de las mujeres y confiamos en que (…) Irlanda está en la lista consensuada de los presos de conciencia y esperamos que la liberen en los próximos 8 días”, expresó.

La Aianza Cívica hizo notar que estas cuatro mujeres permanecen detenidas e hizo un llamado a su liberación inmediata.

Para María Teresa Blandón, Directora del Colectivo Feminista La Corriente, el hecho que Ortega deje a esas cuatro mujeres recluidas hasta el último momento representa “es una forma de castigo, una forma de venganza”.

“Si vemos las imágenes de estas presas políticas, son imágenes de mujeres con una enorme dignidad, con una enorme valentía y una enorme solidaridad entre ellas y creo que estas tres cosas juntas son una especie de bofetada para la coberadía para la sed de venganza, la indecencia con que el régimen Ortega-Murillo ha tratao a los presos políticos y presas políticas en este caso”, asegura.

Deja un comentario