¿Cuántos puntos críticos tiene Managua y por qué la Alcaldía no hace lo suficiente?

Sigue lloviendo y Managua sigue inundándose ¿Qué hace la municipalidad para disminuir las afectaciones?, no mucho

Los habitantes capitalinos se preguntan por qué Managua sigue inundánse tanto. A pesar de la propaganda oficialista que afima que cada año la alcaldía construye más proyectos de infraestructura, la capital continua siendo vulnerable ante las lluvias.

Solo en Managua, 200 árboles aproximadamente cayeron durante las recientes precipitaciones según datos oficiales de la comuna. Además 12 viviendas resultaron totalmente destruidas y 200 más quedaron afectadas por anegaciones en diferentes barrios.

En Tipitapa el número fue mayor. Unas 2,000 viviendas resultaron con algún tipo de daños y unas 900 familias fueron evacuadas.

En una entrevista reciente con el oficialista canal 13, Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua y alcalde de facto de la capital, dijo que la ciudad tiene 60 puntos críticos, es decir, propensos a inundaciones y desastres en cada temporal.

En Managua caen unos 2,000 milímetros de agua cada año, la ciudad se encuentra ubicada en la parte más baja de una cuenca y eso genera las inundaciones. A eso hay que añadirle las deficiencias en infraestructura de la ciudad.

Managua se ha expandido rapidamente, sin embargo ese crecimiento ha sido totalmente desordenado y las autoridades, carentes de respuestas, no han estado a la altura de la transformación urbana.

La situación podría cambiar con un sistema adecuado drenaje que ni la alcaldía ni el gobierno central se ha preocupado en trabajar.

Por ejemplo, el drenade de Managua está totalmente obsoleto, se construyó hace 70 años y desde entonces no ha sido cambiado, salvo los cambios superficiales que ha realizado la municipalidad sin que se trate el problema de fondo.

En síntesis, la falta de inversión apropiada en drenajes ha condenado a Managua a sufrir en cada temporada lluviosa.

La Alcaldía de Managua había anunciado junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un programa para invertir en el drenaje, no obstante, los fondos están en duda en un momento en que Nicaragua vive una crisis sociopolítica que podría incluso congelar el financiamiento internacional para el régimen de Daniel Ortega.

Otro de los factores importantes a tomar en cuenta es que la comuna disminuirá su presupuesto anual para el año 2019.

Según Roy Moncada, periodista del diario La Prensa, la alcadía presentó el anteproyecto de Presupuesto de Ingresos y Egresos 2019. La propuesta asciende a 4,790 millones de córdobas. En 2018 el techo presupuestario es de 6,185 millones de córdobas.

Managua trabaja actualmente  en la construcción de varios pasos a desnivel en la pista Juan Pablo II. Se espera que esa obra, que incluye trabajos de drenaje, mejore considerablemente los puntos críticos en la zona. El proyecto se ha retrasado varias veces, iniciaría a finales de 2017, luego la comuna anunció que comenzaría en marzo de 2018 y ahora se habla de 2019.

En las últimas lluvias las principales afectaciones se han dado en la región Pacífico Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia (norte), y en menor medida en Boaco (centro). De todas estas zonas, la capital nicaragüense es la más vulnerable.

Fotografía: El gobierno central ha invertido en costosos arboles de lata pero no ha sido capaz de invertir en un proyecto grande de infraestrutura para Managua. La Prensa

Comentarios cerrados.