“Mi familia y yo podríamos ser asesinados”, dice Carlos Pastora

El Gerente de Canal 10 pide auxilio a organismos de derechos humanos de su país, Honduras

 

El hasta ayer Gerente General de Canal 10 Carlos Pastora envió una carta al Dr, Roberto Herrera Cáceres, Comisionado Nacional de los derechos humanos en Honduras, solicitando auxilio y protección en su condición de ciudadano hondureño, debido a que asegura ser víctima de amenazas y persecución por parte del Gobierno de Daniel Ortega Saavedra en Nicaragua.

Pastora denuncia que el Gobierno lo presiona para que contrate al periodista danielista Óscar Ortiz para que dirija la línea editorial del Noticiero Acción 10, el de mayor audiencia del país, y de esta manera censurar cualquier información vinculada a las protestas antigubernamentales que han sumido a Ortega y su esposa, Rosario Murillo, en la peor crisis de su gestión.

“Quieren obligarme a que contrate a un periodista de canal 8, que venga a ver y a regular las publicaciones del noticiero, debido a esta situación que ha venido acompañada de amenazas directas, vía teléfono, seguimiento e intimidación, mi familia y yo decidimos buscar seguridad retornando a Honduras, acción que no se me permitió por parte del Gobierno del señor Ortega, que ha emitido una restricción migratoria en contra de mi persona”, dice parte de la carta.

Pastora agrega que en la Embajada de Honduras en Nicaragua no ha recibido el apoyo necesario para lograr salir del país. “Apelamos a usted como representante de los derechos humanos en mi país Honduras, el apoyo legal y de medidas de protección que la institución que usted dirige está comprometida a brindar a quienes lo necesitan por estar en situaciones vulnerables como las que vivimos mi familia y yo en estos momentos”, le dice el empresario al funcionario de derechos humanos en su comunicación escrita.

Pastora se muestra realmente alarmado en la misiva, expresando una clara preocupación por su vida y la de su familia “Mi familia y yo tememos por nuestras vidas, denunciamos que podríamos ser asesinados y clamamos a las autoridades de mi país se nos brinde auxilio inmediatamente”, dice.

Pastora finaliza solicitando que al Gobierno de Honduras que brinde atención y apoyo a todos los hondureños que residen en Nicaragua y que están siendo asediados por el Gobierno de Daniel Ortega.

 Investigado por la UAF

El día de ayer la Unidad de Análisis Financiero emitió una carta en la que anuncia que Carlos Pastora es investigado por el presunto delito de lavado de dinero.

“El proceso de análisis gira en torno a presuntas acciones de lavado de activos y el traslado transfronterizo de bienes obtenidos mediante recursos de origen ilícito”, explica la UAF en su comunicado.

La institución también informa que Pastora no solo tiene representación legal sobre estaciones de televisión y radio  del consorcio Albavisión en Nicaragua, sino también en Honduras, país al que viaja con frecuencia.

Albavisión es propiedad del mexicano Miguel Ángel González, quien hasta hace poco operaba sus estaciones televisivas y radiales en Nicaragua en una especie de alianza con Ortega, a quien habría cedido los derechos sobre los espacios noticiosos de Canal 2, otro de los canales de TV del empresario regional.

Hasta antes de negarse a ceder también el espacio informativo en Canal 10, el Gobierno de Daniel Ortega nunca procuró investigar las supuestas acciones ilícitas que hoy denuncian en contra del consorcio de su ex aliado.

 

Foto principal: La Prensa

Comentarios cerrados.