Policía irrumpe casa de dos periodistas sin orden judicial

Ingresan a vivienda en medio de gritos de un niño buscando “objetos vandálicos”

Los periodistas Ramón Potosme y su esposa Rotsen López son asediados desde ayer por la Policía orteguista que esta mañana llegó al punto máximo de su acoso, al ingresar a su casa sin una orden judicial y hacer una requisa sin ningún tipo de explicaciones.

Potosme trabajó hace años en el diario La Prensa, pero se retiró del periodismo para dedicarse a su pasión por las plantas y ahora junto a Rotsen son propietarios del Vívero Nambume en Carazo, sin embargo a raíz de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, Potosme ha publicado algunas críticas contra el Gobierno en sus redes sociales.

Ayer en su cuenta de Facebook Potosme denunció el acoso policial del que era víctima: “Denuncio que mi familia y yo estamos siendo asediados desde hace horas por miembros del orteguismo. Cualquier cosa que nos pase la responsabilidad es del gobierno”, manifestó el periodista.

Una patrulla con al menos 10 oficiales se presentó muy temprano a su hogar, Rotsen registró el ilegal actuar policial a través de una transmisión en Facebook Live en la que comentó que se encontraban cargando plantas en su vehículo para ir a una feria cuando los policías irrumpieron en su casa.

En el vídeo se muestra como los policías entran sin informar las razones y sin mostrar ninguna orden judicial, el oficial empuja el portón y ordena a otro grabar a Rotsen porque esta está transmitiendo a través de su teléfono. Cuando la periodista le cuestiona a otro policía este dice “Venimos a verificar una información”.

En el vídeo se escucha al pequeño niño de ambos periodistas llorando desesperadamente ante el ingreso de los intrusos.

“Entraron a nuestra vivienda sin decir porqué, estamos colaborando no porque creamos en su trabajo, sino porque hay que hacer las cosas bien (…) ya se imaginan todo el estrés de toda familia y el nervio”, dijo Rotsen quien agregó que anoche frente a su casa se apostaron una grupo de encapuchados en moto a modo de vigilancia.

 La Policía entró a todos los cuartos y revisó todos los espacios de la casa. Ante las preguntas de Rotsen solo hubo silencio de los policías.

“Dijeron que solo era una cuestión para verificar que no habían cuestiones vandálicas, no me dijo detalles de qué cosas, que si fuéramos ciudadanos decentes no tenemos nada que temer, por supuesto que por lo que yo tenga no tengo nada que temer, pero por la Policía tengo mucho que temer”, dijo Potosme tras las salida de los oficiales de su casa y agregó que no le dejaron ningún documento, y solo le dijeron que era “una revisión”.

El asedio contra periodistas independientes se recrudeció en los últimos días. La Sociedad Interamericana de Prensa, OACNUDH y CIDH han condenado esta persecución contra la prensa en Nicaragua.