Presentan a Yubrank Suazo y a Amaya Coppens como “terroristas”

Tres grupos de “terroristas” presentó hoy la Policía Nacional

Yubrank Suazo Herrera, líder del Movimiento 19 de Abril de Masaya, fue presentado esta mañana como “terrorista” por la Policía Nacional, que le imputa los mismos cargos que a todos los presos políticos; asesinato, secuestros, torturas, tenencia y uso de armas restringidas, exposición de personas al peligro e incendio de propiedades públicas y privadas.

Durante la exposición hecha por el segundo jefe de Auxilio Judicial Farle Roa, se presentó como prueba de los “vínculos terroristas” de Suazo, una fotografía que fue tomada cuando él, junto a Cristhian Fajardo y otros líderes de Masaya declararon el departamento libre de Ortega y anunciaron que crearían su propio Gobierno Municipal. Los morteros que tenían sobre la mesa, según Roa son las “armas artesanales” que repartían a “otros terroristas”. Recordamos a continuación una fotografía en la que aparece Ortega con un mortero, en esa época él repartía estos objetos a los universitarios para que se alzaran en protesta por el reclamo al 6%. Durante esas protestas se incendiaron buses, se destruyó propiedad pública y se hirió a personas. Ortega nunca fue acusado de terrorismo por tales actos.

La Policía además presenta otras fotografías de sujetos encapuchados irreconocibles  como prueba y dice que tiene 32 declaraciones de testigos que identifican a Suazo como el supuesto autor de hechos “terroristas”,  así como positivo en la prueba de presencia de producto nitrado en las dorsales.

Yubrank fue presentado como parte de un primer grupo terrorista, sin embargo no había más integrantes que él y tampoco se especificó a quiénes asesinó, secuestró, ni qué instituciones incendió, las acusaciones fueron genéricas.

La casa de Yubrank Suazo, por el contrario fue quemada a mediados de mayo y la Policía no ha iniciado ninguna investigación al respecto.

Amaya Coppen; le quita puesto a ISIS

El segundo “grupo terrorista” que presentó la Policía está según ellos, integrado por la estudiante de medicina de la UNAN León Amaya Eva Coppens, de nacionalidad belga y el también estudiante Sergio Mindence.

Los acusan de terrorismo, incendio, daños, lesiones, asalto y portación ilegal de armas en perjuicio del Estado de Nicaragua y sociedad Nicaragüense.

“El 20 de abril de 2018 incendiaron el Centro Universitario de la ciudad de León, conocido como CUUN, resultando una persona calcinada y dos compañeros policías heridos por impacto de bala”, dijo Roa, quien también les señala por el ataque a una delegación policial en León con saldo de tres policías heridos y del ataque al Hospital Óscar Danilo Rosales que “dejó 4 personas heridas y cuantiosos daños a las instalaciones.”

Pero según la Policía Amaya Coppens es altamente peligrosa, solo comparable a un integrante del  temible grupo terrorista ISIS. “El 9 de junio de 2018 asaltan al ciudadano Gerald Martín Lanzas Garay, trabajador del INSS, robaron e incendiaron la camioneta Nisan placa M111-548 propiedad del INSS, se robaron una pistola Glock 9 milimetros y dinero en efectivo”, dijo Roa.

Pero la lista sigue, pues la Policía asegura que Coppens y Midence incendiaron también el Complejo Germán Pomares Ordoñez, la Intendencia de la Propiedad, la Procuraduría de Derechos Humanos y el MAGFOR Municipal. También robaron e incendiaron el 12 de junio  5 camiones de la alcaldía de León y los usaron como barricada y ese mismo día quemaron la estación policial de Guadalupe.

Dicen que les ocuparon 3 escopetas calibre 12, una pistola calibre 25 y 13 cartuchos para escopeta calibre 12, sin embargo, en esta foto de su captura realizada en una calle de León, solo se ve a Coppens tratando de protegerse de los oficiales y no porta nada de lo que dice la Policía menciona como objetos ocupados “durante la captura”.

Las pruebas presentadas nuevamente son fotos de encapuchados no reconocibles, así como más de 35 testigos de dudosa confiabilidad, cuya identidad se desconoce.

En un tercer grupo la Policía presentó a Heynard Baltodano Escobar, a quien acusan de dirigir tranques en el sector de Enel Central y le imputan los mismos cargos que a los demás, así como la quema de una patrulla.

Aseguran que le ocuparon dos escopetas, tres lanzamorteros, dos pasamontañas y tienen 25 declaraciones de testigos.

Roa terminó su comparecencia ante los medios propiedad de la familia Ortega-Murillo asegurando que “continuarán en la búsqueda y captura de más terroristas.”