Rosario Murillo impone «comisiones de paz» en Nicaragua

La vicepresidenta sancionada por Estados Unidos Rosario Murillo anunció la creación de «Comisiones de paz, justicia y reconciliación», cuyo propósito sería «garantizar que la tranquilidad que vive el país sea duradera».

Murillo informó sobre esa medida impuesta en su acostumbrada alocución en los medios de propaganda que dirige.

«En nombre de Jesús y en el nombre suyo, el nombre de Jesucristo, príncipe de la paz, estaremos en los próximos días instalando las comisiones de reconciliación, desde la justicia para la paz en todo el país», afirmó Murillo, quien ha sido señalada por Estados Unidos de ser una de las artífices de la represión que dejó más de 300 ciudadanos muertos.

La funcionaria pública agregó que uno de los objetivos de las supuestas comisiones de paz es «fortalecer la justicia y la reconciliación».

La vicemandataria aprovechó su discurso de paz y amor para criticar a la oposición, a quien señala de originar la crisis política que estalló en abril de 2018 por las fallidas reformas al seguro social.

«Porque aquí no reine el odio, que aquí reine el amor, lo hemos dicho tantas veces. Ese paréntesis terrible de perversidad y de odio, producto de la ambición y el egoísmo, no volverá», aseguró la sancionada.

La medida de Murillo es catalogada por los opositores como una «patada de ahogado» por la difícil situación que enfrentan la familia presidencial y el partido sandinista.

Ortega «quiere moralizar a sus bases que están bastante desmanteladas y desmoralizadas porque nada ha funcionado de todo lo que han hecho este año, incluyendo los crímenes, y porque la situación económica es sumamente grave y los está afectando como está afectando a todo el pueblo nicaragüense», aseguró Dora María Téllez este martes a Nicaragua Investiga