Sacerdote de León podría perder un ojo por ataque de encapuchados

Su estado es delicado, según informó Monseñor Silvio Báez

El padre Abelardo Toval, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de Sutiaba en León se encuentra grave luego de ser atacado esta madrugada por un grupo de encapuchados que ingresaron a su casa en el barrio San Felipe de esa ciudad y lo golpearon salvajemente, al punto que corre riesgo de perder uno de sus ojos.

Según se informó el sacerdote fue trasladado al hospital severamente golpeado, lleno de hematomas y moretones.

Los agresores ingresaron por el patio de la vivienda y mientras el religioso se alistaba para salir a ofrecer su misa de las seis fue amarrado, golpeado, e incluso, según informó la parroquia de León, intentaron asfixiarlo con un trapo. Luego de la golpiza los delincuentes le robaron algunas pertenencias.

Monseñor Silvio Báez, informó que el párroco está a punto de perder uno de sus ojos y condenó la violenta agresión del religioso.

La Arquidiócesis de Managua se sumó a la condena.  El obispo de León Monseñor Bosco Vivas, no se ha pronunciado al respecto.