Todo lo que se sabe del reinicio del diálogo nacional

Organizaciones que pertenecen a la UNAB muestran su rechazo

De manera sorpresiva el Gobierno de Ortega anunció en un comunicado que realizaron conversaciones con algunos sectores con los que acordaron reiniciar el diálogo nacional.

“El día de hoy 16 de febrero de 2019 el Gobierno de Nicaragua se reunió con un grupo de empresarios representativos del sector privado para abordar temas importantes para el bien común del país. En el abierto intercambio se ha confirmado la necesidad de un entendimiento para empezar una negociación, a través de un encuentro incluyente, abierto y franco”, dice el texto que además asegura que en la reunión estuvieron presentes el Cardenal Leopoldo Brenes y el Nuncio apostólico Waldemar Stanislaw.

 

El anuncio fue sorpresiva porque la reunión fue secreta y sucede justo un día después de la salida de una misión de alto nivel de la OEA que sostuvo encuentros herméticos con el Gobierno.

La Arquidiócesis de Managua compartió la misma nota de prensa, confirmando de esa manera el encuentro.

En su cuenta de Twitter el embajador de Estados Unidos en Nicaragua Kevin Sullivan, expresó: “El gobierno de Estados Unidos acoge con agrado este esfuerzo por restablecer las negociaciones entre el gobierno de Nicaragua y representantes de la sociedad civil . Las negociaciones requerirán de esfuerzos de buena voluntad para alcanzar soluciones reales en tiempo real para el pueblo de Nicaragua”.

Como si ya supiera de la noticia muchas horas antes que el Gobierno lo anunciara el eurodiputado Ramón Jáuregui tuiteó: “Buena noticia la reunión del Gobierno –OEA. El Diálogo es importante y la Unión Europea debe estar dispuesta a incorporarse si es llamada por las partes. El Gobiernos debería mostrar un gesto de voluntad política y de credibilidad liberando a los presos políticos o sustituyendo casa por cárcel”.

Mientras tanto también en redes sociales, Violeta Granera, quien es parte de la Alianza Cívica, manifestó: “Ningún diálogo puede darse ni será efectivo si Ortega no cumple con esta recondiciones”, y enumera nueve puntos entre los que destacan; libertad de presos políticos, desarme y disolución de paramilitares, libertad de prensa y devolución de instalaciones y equipos a medios confisados, así como el retorno de organismos internacionales de derechos humanos y devolución de personerías jurídicas a ONGs.

La Articulación de Movimientos Sociales, también parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco rechazó el inicio de un diálogo sin condiciones previas, entre ellas “El cese de todas las formas de represión y la liberación de los presos políticos”.

No se sabe quiénes serán convocados a este diálogo, qué condiciones se han planteado, cuándo iniciará ni otro tipo de información importante. La estrategia de comunicación está dirigida por el Gobierno.

Vea este reporte en su versión audiovisual.

Recuerde compartir y comentar nuestro contenido para apoyar al periodismo independiente de Nicaragua.