Torturas mounstruosas y hacinamiento en cárceles de Nicaragua

Violaciones sexuales, quemaduras con pistolas eléctricas y golpizas es lo que viven presos políticos

 

La Oficina del Alto Comisionado para las Naciones Unidas OACNUDH, emitió un informe sobre el deterioro de los derechos humanos en Nicaragua en el marco de las protestas antigubernamentales, que revela serias violaciones a tratados internacionales por parte del Gobierno de Daniel Ortega, lo cual incluye apresamiento ilegal, procesos judiciales indebidos, así como torturas físicas y psicológicas.

El informe que abarca el período del 18 de abril al 18 de agosto, relata tres etapas de la crisis nicaragüense: La primera estaría relacionada a la represión policial y parapolicial para contener las manifestaciones ciudadanas, que iniciaron tras el anuncio de las reformas a la seguridad social, la segunda etapa fue el desmantelamiento por la fuerza de tranques y barricadas en diferentes partes del país y la última y tercer etapa que se vive en este momento, contempla una persecución indiscriminada en contra de líderes opositores y manifestantes que se vincularon a las protestas.

“Desde los primeros días de la crisis, las fuerzas de seguridad han recurrido ampliamente a arrestos y detenciones como forma de reprimir a aquellos que participan en las protestas y manifestaciones. A la fecha, el número de personas arrestadas y/o detenidas en relación con las protestas no es claro, ya que no existen registros oficiales y la información proporcionada por las autoridades pertinentes es muy escasa”, dice el informe.

El documento señala que la mayoría de estas detenciones se dieron de forma arbitraria, pues no se realizaron por fuerzas policiales con órdenes de arresto, sino que se ejecutaron por grupos armados progobierno y no se garantizó el debido proceso, incluyendo, el de informar a la familia en tiempo y forma de la detención ni facilitar el derecho a la defensa de los acusados.

Torturas mountruosas

La mayoría de denuncias de tortura indican que estas ocurren en “El Chipote”, la OACNUDH ha sido impedida de ingresar a estas celdas | Foto: NI

Además de eso, la OACNUDH documentó múltiples testimonios de actos de tortura “La mayoría de denuncias apuntan hacia el centro de detención El Chipote como el principal lugar donde tales actos son cometidos, si bien en algunos casos han denunciado su ocurrencia en las estaciones de policía o en el momento del arresto”, explica el texto.

“Los testimonios recibidos por la OACNUDH señalan que algunos detenidos han sido sometidos a torturas fisicas- incluyendo quemaduras con pistolas de electricidad y/o cigarrillos, el uso de alambres de púas, golpizas con puños y tuberías, e intentos de estrangulación (…) tanto hombres como mujeres que han sido detenidos han proporcionado a la OACNUDH relatos de la violencia sexual vivida mientras estaban privados de libertad. Algunas mujeres fueron objeto de violencia sexual, incluyendo violación y señalaron que son comunes las amenazas de abuso sexual. Los detenidos varones también denunciaron casos de violaciones con rifles y otros objetos”, dice el informe.

Este informe señala sin entrar en detalles, que los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena han sufrido malos tratos y torturas en prisión.

En las cárceles los detenidos son forzados a quitarse la ropa y permanecer todo el día en ropa interior .

“Desde que mi padre y mi hermana salieron de la cárcel, no podemos dormir por las noches
pues tenemos miedo que los paramilitares regresen. Mi padre no me contó lo que le
hicieron, me dice que estaré más seguro si no lo sé.”, relató a la ONU un joven al organismo. Su identidad fue protegida por razones de seguridad.

Cárceles llenas

“La OACNUDH ha recibido información que da cuenta de que todas las cárceles en el país, Así como muchas estaciones de policía, enfrentan una situación de hacinamiento vinculada a la crisis, Información de diversas fuentes apunta también a la existencia de centros de detención ilegales (por ejemplo: edificios públicos en desuso) los cuales habrían operado solo por unos pocos días”, señala el organismo,dejando claro que les ha sido imposible verificar la existencia de estos lugares.

La OACNUDH ha sido impedida de acceder a las cárceles para asegurarse de que se garantice el cumplimiento de los derechos a los detenidos. Tampoco han ingresado a los juicios y procesos judiciales donde el informe también documenta serias violaciones a los derechos de los reos  y obstaculización a los abogados defensores para hacer su trabajo.

El informe llama urgentemente al Consejo de Derechos Humanos y a la comunidad internacional a monitorear la situación de Nicaragua y adoptar medidas para prevenir un mayor deterioro y propone la creación de una Comisión Internacional de Investigación par asegurar el acceso a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas.

Comentarios cerrados.