Viuda de Ángel Gahona asegura que policía mató a su esposo en represalia por denuncias

Esposa del periodista asesinado dice que él denunció robo de drogas y dinero de las incautaciones que realizaba la policía en Bluefields

(EFE).- La periodista Migueliuth Sandoval, viuda del reportero Ángel Gahona, asesinado en el marco de las protestas antigubernamentales en Nicaragua, exigió hoy “justicia y dignidad” a las autoridades, a las que acusó de mantener un juicio que es una “burla” por acusar sin pruebas a Brandon Lovo y Glen State, de la Costa Caribe.
“No pedimos, ¡exigimos! que se condene al verdadero criminal, y que se respete la dignidad de la familia doliente, ya que este juicio para nosotros es una burla”, escribió Sandoval, en sus redes sociales.

Miguelliuth Sandoval y Ángel Gahona. La viuda insiste en que Policía lo mató. | Foto: Redes

El periodista Gahona recibió un disparo certero en el pecho, mientras daba cobertura a unas protestas antigubernamentales a través de un vídeo en vivo para Facebook. En el vídeo que él transmitió y en otros colgados en redes sociales, se observa que la detonación salió desde el interior del edificio de la alcaldía municipal, pero la Fiscalía acusa a dos jóvenes afrodescendientes que estaban retirados del lugar.
“Las autoridades competentes se han encerrado en que dos jóvenes son los autores, pero no hay prueba que los incrimine, (…) supongamos que fueron estos chavalos los que asesinaron a mi esposo con un arma artesanal, dicha arma a la distancia de 94 metros, jamás hubiese tenido la precisión y exactitud de impactar en puntos claves del cuerpo”, sostuvo la viuda.

Represalia por denuncias de Gahona

Sandoval dijo sostener una “posición firme” en señalar que los asesinos “fueron miembros uniformados de la Policía Nacional”, aparentemente porque Gahona había emitido diversos reportes sobre la desaparición de drogas y dinero confiscados al narcotráfico en la delegación policial de Bluefields.

“A  inicios del 2018 denunció en reiteradas ocasiones el mal actuar de esta institución y de quienes estaban al frente de la misma delegación en Bluefields, lugar de donde se perdían diversas sustancias alucinógenas, dinero y otros bienes incautados a expendedores de droga y dichos robos eran cometidos por agentes del orden en donde una vez sustraídos lo ocupado, los uniformados eran dados de baja deshonrosa pero no pagaban con cárcel el delito cometido como cualquier civil”, explicó Sandoval.

La viuda también destacó que, tras el disparo que mató al periodista, los policías huyeron del lugar, cuando lo que procedía era brindarle auxilio.
Sandoval reiteró que el juicio se ha extendido más de tres meses debido a que la Fiscalía, y sus decenas de testigos, no han podido presentar pruebas que incriminen a los acusados, Brandon Lovo y Glen Slate, quienes enfrentan un juicio a puertas cerradas a pesar de que la ley ordena que sea público.